domingo, 24 de mayo de 2009

Evitar que suceda esto

.
Javi y su pandilla se encuentran en un banco del parque; unos sentados y otros en pie discuten con preocupación la estrategia de esa noche. Cuando Toni va a encender un cigarro, Javi se lo quita de la boca y se lo queda.

- Esta noche no; déjalo para después. Tranquilízate-, le dice.

A unos diez metros del banco está la calzada por la que pasa un coche de policía; el conductor, al ver a Javi, frena y le hace una seña para que se acerque.

- ¿Cómo te fue anoche?
- Bien; pudimos hacerlo.

Toni paseaba nervioso en las cercanías del banco con una cajita en una mano.

- Parece que hoy le toca a Toni, por lo que veo.
- Sí. A ver que tal lo hace; está nervioso.
- De acuerdo; desapareceré de la zona hasta la una aproximadamente.

El coche arrancó y Javi se incorporó al corrillo informando del tiempo del que disponían. Parecía estar claro el reparto de esquinas para la vigilancia y deseando cariñosamente suerte a Toni se dirigieron al sector del barrio en el que transcurriría su plan. Según se acercaban al punto de acción se iban quedando vigilantes en cada esquina, hasta que Toni quedó solo bajo la luz de un pequeño farol y abrió la caja.

Colocó sobre el coche aparcado bajo el farol un MP4 y conectó unos pequeños altavoces. Hubiera preferido su guitarra, pero cargar con ese instrumento, en su funda, ya era bastante sospechoso, así que grabó la música y la cargó al aparto justo antes de salir de casa.

La música comenzó a fluir cortando el silencio en la oscuridad, y llegado el momento se puso a cantar una conocida canción romántica. Se encendieron algunas luces en algunas ventanas, y Toni se emocionó cuando por un balcón del segundo piso se dibujó la silueta de Silvia.

Estaba cantando la canción preferida de Silvia. También hubiera preferido cantar una canción de su creación dedicada a ella, pero siendo ésta la primera vez, no quería fallar; y no falló. Silvia sonreía emocionada, y cuando estuvo a punto de terminar le envió un beso.

En ese momento comenzó un griterío al principio de la calle. Javi venía corriendo y gritando junto a dos de sus camaradas, compañeros de fechorías.

-¡Vienen hacia aquí!- gritaba desaforado.

Toni cogió el MP4 y la caja y Javi los altavoces y salieron corriendo, no sin antes dedicar una sonrisa a Silvia.

Cuando los vigilantes de la sociedad general de autores llegaron, ya no pudieron hacer nada, salvo recibir los abucheos de los vecinos que salieron a sus balcones.

__________________________

2 comentarios:

Peter Camenzid dijo...

Que manera tan divertida de comentar sobre la "marca registrada" ó los "derechos de autor" ó las "patentes". Felicito tu inteligencia y me quito el sombrero ante ella.

Alicia dijo...

Qué bueno!!!!

Todo lo escrito en este blog está protegido bajo licencia.

Creative Commons License
Soy Tito Carlos by Carlos Villanueva Tejero is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 España License.
Based on a work at soytitocarlos.blogspot.com.
Permissions beyond the scope of this license may be available at http://soytitocarlos.blogspot.com/.